Cuando Louise Brooks no quiso sonreír

De Louise Brooks (aquella actriz del cine mudo que puso de moda el pelo a lo garcon) se han dicho muchas cosas e, intuyo, pocas ciertas. Quizá porque pertenece a esa clase de mitos en los que no es fácil distinguir cuándo actuó la persona y cuándo el personaje. Dicen que fue violada de niña, que fue una persona cultísima, que maldecía su belleza. Dicen que se encerró con el mismísimo Charles Chaplin durante dos meses en un hotel, y que fue señorita de compañía

cuando se apagó su estrella en el celuloide. Dicen también que murió sola y arruinada.

Repito: no sé hasta dónde estas leyendas tienen su base en la realidad. De lo que no me cabe ninguna duda es que fue una mujer con personalidad. De ahí su atractivo. No es casual que en la mayoría de las fotos que se conservan de ella aparezca seria. Y es que sólo sonreía cuando tenía ganas, cuando así se lo dictaba su corazón.

Fuentes: Louise Brooks Society, Louise Brooks Studies, Louise Brooks en LiveJournal. La fotografía está tomada de la página de Bruno Loodts.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s