"En terapia". La asignatura pendiente de saber escuchar

La primera vez que oí hablar de la serie (mejor dicho, que leí sobre ella) fue gracias a Pequeña Saltamontes, que le dedicaba un post y nos decía de dónde podíamos bajarnos los capítulos en versión original de la primera temporada. La trama es sencilla: un psicólogo recibe a los pacientes, éstos le cuentan sus problemas, él escucha, da algunos consejos y luego se van. Fin del capítulo. Me estoy refiriendo a In treatment, o, como aquí se ha traducido, En terapia. La cadena Fox la emite de lunes a viernes a las 12 de la noche. Dura media hora. Yo creía que mi afición a esta serie era algo más o menos inusual, pero el otro día leí que a Sonia Blanco le encantaba y hoy Rocío Ayuso escribe en El País un magnífico texto sobre las desventuras del terapeuta Paul Weston.

Durante algún tiempo, en Bachillerato, barajeé la posibilidad de estudiar Psicología. No me preguntes por qué (bueno, en realidad sí sé el motivo) pero el peso que tienen las matemáticas dentro de la carrera me hizo desistir de la idea. Hoy, cuando imparto clase delante de ochenta chavales, siempre pienso que tan importante como hablar es escuchar y que, en cierto modo, un profesor es algo parecido a un psicólogo, que no puede dejar aflorar sus emociones (ni las buenas ni las malas) y que debe mantener con el grupo cierta distancia crítica, necesaria y saludable.
Hace algunos años tuve la ocasión de ver una deliciosa película titulada Mumford, que cuenta la historia de un hombre que se hacer pasar por psicólogo. El caso es que aquel tipo es descubierto y condenado pero, aún así, la gente confía en él como terapeuta. La razón es bien sencilla: todos necesitamos ser escuchados, da igual por quién, y todos tenemos la asignatura pendiente de saber escuchar.
(*) La imagen ha sido obtenida de la bitácora de Pequeña Saltamontes.
Anuncios

2 comentarios sobre “"En terapia". La asignatura pendiente de saber escuchar

  1. Creo que hace dos años que escribo en el Pequeña Saltamontes y descubrir lectores me sigo sorprendiendo. Me encanta escribir y pensar las entradas, pero aún me quedo de piedra al ver que alguien invierte su tiempo leyendo mis cosas. Espero que siempre te salga a cuenta leer “mis cosas”, yo he chafardeado las tuyas y ya me he suscrito a La sonrisa de Verdi para no perderme nada. Saludos!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s