Tarta de queso con arándanos

A veces, los caminos del destino son caprichosos y hay que recorrer miles de kilómetros para volver al punto de partida. Eso sí, con otro espíritu, con otra mirada. Es lo que le ocurre a la tímida Lizzie, una joven neoyorkina que intuye que su novio le está siendo infiel. Para hallar pruebas que le empujen a cortar la relación, Lizzie va al café donde, supuestamente, su novio estuvo la noche anterior acompañado de su aventura. La joven quiere que el dueño del local, como testigo, le confirme estos hechos.

El dueño es un joven inglés llamado Jeremy. Le corrobora que, en efecto, su novio estuvo allí la noche anterior. Recuerda incluso lo que comió. Y recuerda también (desgraciadamente para Lizzie) que estaba acompañado por una mujer.

Lo que sigue a continuación es de prever: enfados, llantos, tristeza de Lizzie, ruptura de la relación.

Pero lo que ella no sabe es que empezará a ser amiga de Jeremy. Noche a noche irá al café a compartir conversación y confidencias. Ella se hace mil preguntas sobre el amor y la soledad; Jeremy, un tipo que sabe escuchar, le confiesa que llegó a Nueva York arrastrado por un amor que también se truncó.

Cuando parece que Lizzie va a quedarse con Jeremy, ella decide dar un giro a su vida y emprende un largo viaje. Marcha de un estado a otro trabajando como camarera y ahorrando para comprarse un coche. Va conociendo gente. Se va dando cuenta de que la vida, a veces, es más dura de lo que había imaginado, de que ella en realidad es una persona con mucha suerte y de que, pese a todo, merece la pena confiar en las personas.

A lo largo de este viaje va escribiendo postales a Jeremy, quien las lee a muchos kilómetros de distancia, tras la barra de su café. Sobra decir que Jeremy ya se ha enamorado de ella. Él se desespera porque no puede establecer contacto y no sabe cuándo volverá.

Hasta que una noche, Lizzie regresa al café, al lugar donde empezó todo.

Ésta, a grandes rasgos, es la historia de My blueberry nights, película dirigida por Wong Kar-Wai. Los papeles de Lizzie y Jeremy están interpretados por Norah Jones y Jude Law. Entre otros, Natalie Portman y Rachel Wiesz completan el reparto.

No sabía que la película me iba a gustar tanto, que me iba a enganchar su banda sonora, que me iban a enamorar sus diálogos. Uno de ellos me parece alucinante: Lizzie se pregunta por qué hay personas con mala suerte, personas a las que no elige nadie. Es ya de noche y el local está a punto de cerrar. Jeremy saca del mostrador una tarta de queso con arándanos, que al final del día ha quedado casi intacta. Él hace una comparación: hay personas que son como las tartas de arándanos: son buenas, muy buenas, pero la gente prefiere las de fresa o las de manzana. ¿Tienen algo malo las tartas de queso con arándanos? Evidentemente, no. Pero, cada día, al final de la jornada, están ahí, sin que nadie las pruebe.
El viaje que emprende Lizzie, además de físico, es interior. A veces será duro, pues el conocimiento exige sacrificio y mirar a la soledad y a la tristeza directamente a los ojos. Pero todo tiene sentido al final del viaje y, aún más, cuando… Bueno, no os quiero contar el final.

Os deseo felicidad a todos. Ahí tenéis unas imágenes de la película con su banda sonora:

Anuncios

9 comentarios sobre “Tarta de queso con arándanos

  1. Comentarios varios sobre esta película:1. No sabía que ya estuviera en DVD. Voy corriendo a por ella…2. ¿Leíste en uno de mis rinconcitos naranjas -ya no sé cuál- que me había fascinado?3. La vi en una tarde eterna con un eterno amigo. Salimos diciendo cosas como ‘yo quiero hacer una película como ésta’ o ‘cuando uno hace algo así, ya puede morir tranquilo’.4. Si no has visto nada más de Wong Kar-Wei entiendo que te fascine esa forma de unir música y fotografía. Su cine es pura poesía. Te recomiendo “In the mood for love”, para mí un éxtasis constante de belleza, algo así como lo del síndrome de Stendhal, amor en estado puro. Después hizo “2046”, una especie de guiño a esa anterior pero no está tan lograda. De sus pelis anteriores, hace poco vi “Happy together”, una historia de amor homosexual ambientada en Buenos Aires con la constante música de Piazzolla. Sin comentarios…5. A pesar de que Norah Jones ha sido muy criticada por su papel en la peli, he de reconocer que a mí me gustó. Es decir, es obvio que canta mejor que actúa, pero me parece que su papel de chica ‘abandonada’ pero al mismo tiempo inocente (no por estúpida sino por incorrupta a pesar de los dolores) le va bastante bien.6. Jude Law me encanta en cualquiera de sus formas. Daría igual que llevase en la mano tarta de queso con arándanos que una birra jajajaja… Pero además, verlo como hombre ‘atormentado’ por su pasado me alucinó. No soy muy objetiva, lo reconozco.7. Mi hermana me regaló en las navidades un cuadro precioso, un ‘collage’ con fotos de amigas en las últimas vacaciones en Argentina y Uruguay, fotos de risas, fotos de AMOR, fotos de cosas compartidas, y la siguiente leyenda (ella ya había visto la peli; yo aún no, luego entendí todo): “Al final no es tan difícil cruzar al otro lado de la acera. Todo depende de quién te esté esperando a ese otro lado…”8. Gran parte de la música de la peli corresponde a Cat Power. Ella tiene un papelito mínimo en la peli (como habrás podido ver), pero inesperado… Ya conocía su música a través de mi hermana y merece mucho la pena ahondar en su trayectoria. Es bastante buena.8. De la película (de la historia) destacaría muchísimas cosas pero me encanta esa escena en la que Natalie Portman y ella debaten en el concesionario sobre confiar o no en las personas.Bueno, perdón por este rollo pero la película me gustó tanto, tanto, tanto que no he podido evitarlo. Un beso muy grande…

    Me gusta

  2. Los viajes, no el turismo, y más cuando uno va sólo, tienen un efecto transformador en uno. Nos separamos de nuestro entorno, de nuestro escenario en el que interpretamos el papel de nuestro día a día y nos empapamos de realidades, que aunque puedan ser similares, son realmente diferentes.Eso nos quita peso en la mochila de prejuicios y tapujos, pero no garantiza que nos haga mejores, solo distintos.Lizzie, sin conocer el final, hace ese viaje que Jeremy ya ha hecho, pero… ¿qué pasa si no te gusta la tarta de arándanos con queso?Muy buena entrada, JP.

    Me gusta

  3. Me encanta cómo has recomendado la película. Hace tres años tuve que replantearme toda la vida y resultó que volví al inicio y empecé de nuevo. A mí me encanta la tarta de queso con arándanos, lo tomo como una buena señal.

    Me gusta

  4. No he visto la película y tampoco tenía intención de verla, pero después de leer tu entrada creo que lo haré en cuanto pueda. Me ha gustado mucho cómo la cuentas.Por cierto, la tarta de queso con arándanos siempre se queda ahí al final del día porque no es la que prepara mi madre. Si fuera la suya sería la primera que se acabaría ;-)Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  5. Por cierto, chicos, mi padre me regaló la película, pero todavía no está a la venta. Por favor, no me preguntéis cómo se hizo con ella…AMELIE: De rollo, nada, compañera. Desgraciadamente no vi “In the mood for love”. Vi “2046”, me gustó. Pero me quedé con ganas de más. Tras ver “Mu blueberry nights” creo que me voy a poner al día con este director de una vez por todas.No recuerdo haber leído nada en tu rincón naranja sobre la peli. ¡Maldición! De ser así la hubiera visto antes. Seguro.Esto contigo en que Norah Jones está en su papel. Creo que no podría hacerlo de otra forma, dado el personaje.Qué detalle más bonito el de tu hermana. Aunque parezca mentira, estoy conociendo a Pradito a través del rincón naranja y parece una persona alucinante.Sobre Cat Power: bueno, sólo decirte que me estoy volviendo alelado de ver tantos vídeos suyos en Youtube…APULEYO: Amigo, al igual que Amelie, eres un gran viajero. Y, además, casualmente, por las partes del Globo preferidas por ella.Todos somos vajeros de algún modo, ¿verdad? Creo que, al final del viaje, el sabor de la tarta da igual: lo importante es que te la has ganado, que te ha sabido esperar, que la has encontrado, que es para ti. Qué bueno tenerte por aquí, socio.IRIS: ¿Así que empezaste de nuevo? Recuerdo la cita de García Márquez en El amor en los tiempos del cólera. Más omenos, decía que las perosnas no nacemos una sola vez, sino que estamos obligados a paririnos a nosotras mismas varias veces en la Vida. Te presento mis respetos.Por cierto, yo también soy de señales, corazonadas e intuiciones. Y las veces que me he guiado por la razón la he pifiado. Literalmente.RUYMÁN: ¡Que te echábamos de menos, amigo! Volver a leer tus palabras es síntoma de que todo va bien. Gracias por fiarte de mi recomendación con la película. Ah, la próxima vez que vaya a tu tierra y tu madre esté allí, esa tarta no se escapa…JAVIER: Cambiaré el link “right now”…

    Me gusta

  6. Si viste primero “2046”, cuando veas “In the mood for love” entenderás muchos guiños de esa ‘segunda’ de la serie. Y de hecho, este director se permite en “My blueberry nights” un guiño alucinante: si te fascinó el tema llamado “Yumeji’s theme” (Harmonica version), lo encontrarás en su versión original en “In the mood for love”. ¡¡¡TIENES QUE VERLAAAAAAAA!!!Más besosP.D. Y sí, mi hermana es un ser maravilloso, puro e increíblemente hermoso…

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s