Luis Manuel Ferri y sus Cartas amarillas

Se llamaba Luis Manuel Ferri Llopis y yo siempre había escuchado su voz. Me había acompañado desde pequeño, en aquella casa de mi infancia. Siempre oí decir a mis padres: “Qué bien cantaba este hombre”. Reconozco que me parecía fuerte, quizá demasiado. Pero era y es una voz de luz, de ésa que llega a las esquinas del alma y que las templa sin quemar.

Pasaron algunos años. Crecí. Cambiaron mis gustos. De vez en cuando, otra vez, la voz de Luis Manuel. Un día oí una canción suya que me dejó helado: Cartas amarillas. Entonces supe que tarde o temprano me gustaría, que me gustaría en serio. Quiero decir: que me tomaría el trabajo de escuchar todas sus canciones, hallar los paralelismos, empaparme de su vida, comentar con otros el sentido de su música. Casi sin querer llegaron a mí anécdotas suyas: que era un gran tímido, que era amigo de sus amigos, que siempre recordó de dónde salió (un pueblo de Valencia), que ayudó a los que querían empezar.

Hace unos días, mientras me duchaba, oí que hablaban de él por la radio. De Luis Manuel, de su voz prodigiosa, capaz de ser fuerte y delicadísima al mismo tiempo. Dijeron que iba a estrenarse en breve un musical dedicado a su vida.

Luis Manuel Ferri Llopis, más conocido como Nino Bravo, tenía una mujer, dos hijas y menos de treinta años cuando un accidente de coche cortó su vida.

Os dejo una actuación suya. Su voz es en directo. Dios mío.

Anuncios

4 comentarios sobre “Luis Manuel Ferri y sus Cartas amarillas

  1. Hace unos años, creo que cuando se cumplieron 30 de su muerte, emitieron en televisión un documental sobre su vida. Una de las cosas que más me llamó la atención fueron las fotografías del coche después del accidente. En varias de ellas podía verse que la matrícula era “GC”. Investigando un poco, descubrí que muchas personas compraban los coches aquí porque gracias a los desaparecidos puertos francos eran mucho más baratos que en la Península.Y, coincido contigo, muchas de sus canciones ponen los pelos de punta. Igual que Cecilia, otra vida cortada demasiado pronto por un accidente.Un abrazo.

    Me gusta

  2. Confieso que mi relación con Nino Bravo no es tan intensa como la vuestra. Es decir, reconozco que tiene una grandiosa voz, pero no he ahondado tanto en su carrera y no tengo tanta vinculación (del pasado), así que quizá me falta ese puntito de emoción. Pero, como digo, es lógico que os guste. Tiene una forma increíble de cantar y expresar lo que quiere decir…Aprovecho este comentario para hacerte un par de recomendaciones:1. MÚSICA: Adriana Varela: ¡¡¡qué forma de cantar tangos!!! Bien arrabalera, que es como se canta el tango…2. CINE: La película ‘Blindness’ (aquí traducida por ‘A ciegas’): acudí con todo el miedo del mundo porque me encantó el “Ensayo sobre la ceguera” de Saramago y, aunque confiaba en Meirelles, sabía que el reto era complicadísimo. ¡¡¡NO TE FÍES DE LAS PÉSIMAS CRÍTICAS RECIBIDAS!!! Es un peliculón, muy bien hecha, sin caer en la fácil ‘obscenidad’ y te diría que hasta poética en algunos momentos. Dos personas que venían conmigo no habían leído la obra de Saramago y les encantó. Yo sí la había leído y también me encantó. Ahí queda eso…3. LIBROS: “Las voces del desierto”, de Marlo Morgan. La experiencia de una doctora estadounidense con una tribu de aborígenes australianos durante tres meses en el desierto y la demostración de que nos estamos cargando este planeta y de que estaria muy bien que volviéramos a mirar a nuestras raíces… Bueno, he cumplido con mis recomendaciones. Besoooooos y abrazos de color naranja

    Me gusta

  3. Cuando en 1998 me fui a vivir a Chile, Pinochet llevaba detenido una semana. Fueron unas semanas, y meses complicados para un “gallego” en Stgo, de “Plza Italia pa’rriba”, pero lo que más te confundía era el uso de “Libre” y el hecho de que fuera su voz la que se oía como banda sonora de una epoca que ya no habrá de volver.Se lo comenté a amigos (no del Régimen) y me comentaron lo penoso de haber perdido una bella canción. La contraparte: Te recuerdo, Amanda de Victor Jara.

    Me gusta

  4. ¡Hola a todos!RUYMÁN: Cuando has contado la anécdota de la matrícula me ha recordado que, a veces, somos conscientes de que todos elementos del mismo sistema y que estamos unidos por lejanas o lejanísimas conexiones, pero conexiones al fin y al cabo. Por cierto, también me gusta Cecilia y la magnífica versión que hizo Amaral de unos de sus mayores éxitos. Un abrazo. Ah, ¿qué tal la encuesta sobre el nuevo diseño de tu blog?AMELIE: No conocía a esa cantante de tangos, así que ahora mismo me pongo a buscarla en el youtube. A ver si puedo ver “A ciegas” (por cierto, creo que a Saramago no le gustó la traducción del título, pero no puso ninguna pega sobre la adaptación del texto). Y Marlo Morgan… desde hace unas semanas este nombre me aparece en los lugares y momentos más insospechados. A ver si va a ser una señal del destino y me lo tengo que leer. Qué buenas recomendaciones. ¡No dejes de compartirlas con nosotros! Un abrazote muy fuerte, amiga.APULEYO: Fíjate, has hecho el comentario tras Amelie quien, por si no lo sabes, lleva a Latinoamérica grabada siempre en el alma. Te metiste amigo, en el sitio menos adecuado en el momento más inoportuno: ¡español en Santiago de Chile cuando Garzón quería enchironar a Pinochet! Me imagino aventuras… Me has dejado de piedra de cómo una canción se puede utilizar para fines totalmente distintos a los que se creó. Pero, bueno, quizá eso es lo bueno del arte: que vale para todo el mundo, en todas las épocas. Qué parto hace unas horas con tu comentario en Facebook sobre Religión y Ciencias…

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s