Loco por incordiar

Cuando el otro día comenté a mi amigo Felipe que había escrito un libro de cuentos sobre fútbol y que lo estaba moviendo por las editoriales, soltó una sonora carcajada.

-¿De qué te ríes? Pues a mí no me hace puta la gracia -le dije, algo molesto.

-A mí, sí. Pero no te tomes a mal mi risa. ¡Es que estoy muy contento por ti, Juampe!

-Pues no tienes que estar contento porque en España se lee poco relato y el fútbol no está visto, precisamente, como algo muy cultureta… Vamos, que lo llevo crudo para publicarlo.

-Puede ser verdad, pero, ¿no te has dado cuenta del cambio?

-No.

-Hace años, cuando te conocí, querías escribir novelas maravillosas, obras inmortales, perfectas. Querías ser Pío Baroja. Hoy, sin embargo, has escrito algo para divertirte. Y lo has escrito con el corazón. El primer cuento que leí, ése que me mandaste hace semanas, es realmente precioso.

Felipe se refería al relato que abre el volumen de cuentos, posiblemente, el texto más sincero que he escrito en toda mi vida y que narra un recuerdo de la infancia.

-Ese relato me gusta. Es verdadero. Y mucho -apostilló mi amigo.

-Pues cuando leas los otros, te van a gustar de igual forma. Son relatos mágicos. Y ahí estoy yo, enviándolos por allí y por allá.

-Joder, pues el haberlos escrito ya es, de por sí, un triunfo.

-¿Sabes por qué lo estoy moviendo? Porque ese esfuerzo me gusta. Sé de buena tinta que publicar ficción es difícil, pero estoy loco por incordiar, como cantaba Rosendo. El reto hace que me sienta vivo.

-Luchar por un objetivo -dijo mi amigo- significa, en parte, haberlo conseguido. Oye, cabrón, ¿cuándo me pasas el libro entero?

Anuncios

8 comentarios sobre “Loco por incordiar

  1. ¡Enhorabuena Juan Pedro! Con la vida tan ajetreada que llevamos en este siglo, es casi un milagro sacar algo de tiempo para escribir -te lo digo yo que, justo cuando vuelvo a trabajar, empiezo a escribir lo que puede ser una novela corta con la que me estoy riendo muchísimo-, aunque si es algo que te enriquece personalmente, le quitas tiempo a casi todo para hacerlo.En fin, a ver si tu nuevo libro cae pronto en mis manos, encuadernado y bajo el paraguas de una editorial.Un abrazo.

    Me gusta

  2. Ay, Juan Pedro, tengo un amigo que está ahora mismo en la misma situación que tú, incordiando. Aunque yo a él lo veo un pelín más nihilista… ¡A ver si tenéis suerte los dos!

    Me gusta

  3. No puedo decir todo lo que sé sobre este proyecto, pero ¡¡¡gracias, compañero, por tus letras!!!Tengo delante de mi mesa un cuadrito que traje una vez de Montevideo con la siguiente frase de Paulo Coelho (que nada que ver con Uruguay, pero bueno): “Es preciso correr riesgos, seguir ciertos caminos y abandonar otros. Ninguna persona elige sin miedo”. En tu caso, por encima de los miedos quedan las ganas de tocar puertas y, más aún, los “eggs”. Muchos besos y mucha fuerza

    Me gusta

  4. Ruymán, Apuleto, Iris, Amelie: Perdonad que haya tardado tanto en contestar, pero últimamente “no me da la vida”. Necesito un reloj de treinta horas.Gracias por vuestra luz. Es un gustazo leeros por aquí y en vuestros respectivos blogs (muy recomendables, por cierto). Se da la casualidad de que sois escritores de alguna forma u otra…

    Me gusta

  5. Suerte con tu nuevo libro. Ahora para mi el nuevo es “La educación de Laura”, de Mirabeau.Que ni es nuevo ni lo he esrito yo, pero es inédito en español y me ha gustado.Feliz incordio

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s