"Gracias por darnos un sueño"

"Gracias por darnos un sueño"Ésta no es una foto de Diego Forlán. Es “la foto” de Diego Forlán. No hay otra más importante. Quizá alguno o alguna discrepéis. Quizá penséis que hay otras que reflejan momentos más trascendentales, como la tomada la semana pasada en Anfield. Allí, con el torso desnudo y camiseta en mano, celebraba, frenético, el gol que acababa de marcar al Liverpool y que nos daba el pase a la final de la Europa League. Pero ésta es más importante. Escuchad por qué.

Hace algunas semanas, Diego Forlán, actual Bota de Oro del continente europeo, se enfadó con la grada del Estadio Vicente Calderón. Una parte del público le acusaba de haber perdido compromiso con el equipo. En el partido contra el Athletic de Bilbao, Forlán, tras marcar un tanto, se encaró con los aficionados. “¿Y ahora, qué? Chupádmela“, dijo, altivo.

Yo pensé (permitidme la expresión castiza) que se le había ido la cabeza. Pensé que no volvería a ser el de antes. Pensé que se arrepentía de haberse quedado en el Atleti. Yo, que le había aplaudido hasta la saciedad (incluso cuando había jugado mal) no comprendía por qué se enfadaba. Era cierto que una parte del público le pitaba, sí. Pero otros (la mayoría), no. Su mal gesto parecía dedicado a todo el estadio, incluso a quienes le queríamos pese a todo. (Por cierto, he de confesaros que uno de los gritos de guerra de mi hija Mónica es ¡U-ru-guayo! ¡U-ru-guayo!)

Ahora me preguntaréis qué pensaba yo de su juego. También creía que este año había perdido compromiso. Después de haber visto algunos partidos estaba seguro de ello. No porque no marcase goles (el gol es un estado de gracia capriochoso y muchas veces no tiene que ver con el juego sino con la fortuna). Lo creía por su mirada, por su apatía, porque no estaba alegre, porque no corría como antes, porque no bajaba a defender. Lo creía porque estaba ausente. Pero nunca le pité. Le seguía admirando porque prefirió quedarse en el Atleti antes de irse al Madrid o al Barcelona.

Pero sigamos con el desgraciado incidente.

Ya sabéis que soy profesor. Y por eso sé perfectamente que no puedes juzgar a un grupo de personas por dos o tres elementos que distorsionen el conjunto. Diego Forlán nos había metido a todos los aficionados del Calderón en el mismo saco. Y estábamos tristes por ello.

Visité el foro de uno de los diarios digitales más importantes. Dios, si lo sé no lo hago. Algunos compatriotas de Forlán defendían al jugador y criticaban sin piedad a los aficionados españoles y al Atleti como institución. El asunto se estaba tiñiendo con tintes extradeportivos. Peligro.

Quince días después, cuando Forlán regresó al Calderón, marcó un gol. Un gol más, uno de tantos. Pero ocurrió algo mágico. En primer lugar, porque el gol fue en la misma portería donde se encaró con el público dos semanas atrás. En segundo lugar, porque Forlán, en un gesto que le ennoblece, corrió hacia la grada, hizo un guiño cómplice a Antonio Ruiz (periodista de la Cadena Ser que siempre ha defendido su profesionalidad) y, acto seguido, tomó la camiseta y la besó.

Todo el público se puso en pie y coreó la consigna en su honor: ¡U-ru-guayo! ¡U-ru-guayo!

Os habrá parecido extraño el título de este post. Hace algunos años, cuando el Atleti estaba inmerso (cómo no) en una de sus famosas crisis institucionales, llegó hasta la final de la Copa. Alguien, una noche, se acercó al Calderón y realizó una pintada en su fachada. Con la luz del día se leyó claramente un mensaje de agradecimiento dedicado a los jugadores: “Gracias por darnos un sueño”.

Eso es el Atleti: gente que sueña, jugadores que se enfadan con la afición y que luego se reconcilian, cracks que prefieren quedarse antes que irse a equipos mejores, cracks que se han ido y que se arrepienten de haberlo hecho. Gente que ríe, que se enfada, que aplaude, que llora, gente que siente, que es feliz porque sabe que los milagros existen. Gente que se quiere. Gente que grita ¡U-ru-guayo! ¡U-ru-guayo!

Anuncios

12 comentarios sobre “"Gracias por darnos un sueño"

  1. ¡Qué bien explicado! ¡Qué grande el gesto del uruguayo!Te sigo desde hace mucho tiempo y disfruto mucho con tus textos. Hoy me has emocionado.M.

    Le gusta a 1 persona

  2. Emocionante entrada, amigo. Efectivamente, no es una foto cualquiera, es LA foto. Igual que te decía hoy por teléfono, si hay una cosa que me emociona de la biografía recién publicada de Diego Forlán es que para siempre quedará el hito de que fue escrita durante su carrera en el Atleti. Sea donde sea que le lleve el fútbol, este U-RU-GUA-YO fue del Atleti por un tiempo y ojalá (ojalá) con títulos de por medio.Un beso enorme (hoy me permitirás que rojiblanco)

    Le gusta a 1 persona

  3. Es muy emocionante este post Juan Pedro. Se nota que llevas al Atleti dentro, y afortunadamente para los que te leemos, sabes plasmar ese sentimiento en unas cuantas líneas, algo harto complicado.Sólo un apunte futbolístico. Como bético me siento bastante identificado con el Atleti y no sabes cuánto me alegraría de que le ganáseis al Sevilla.Y de Forlán jamás hay que dudar, probablemente sea uno de los delanteros más completos del palneta fútbol.Un abrazo enorme

    Le gusta a 1 persona

  4. HOLA, M.: Creo que es la primera vez que comentas en el blog. Muchísimas gracias, es tu casa. Puedes venir cuando quieras y comentar lo que quieras, que para eso está. Me alegra que me sigas desde hace tiempo (¡que orgullo y qué responsabilidad!) y me alegra también que el texto te haya emocionado. Es un verdadero placer saberlo. Comprobar que a uno le leen también emociona, y de verdad.AMELIE: Sabía que la foto te gustaría. ¿Te das cuenta que has estado al lado de este héroe? Hay que tener redaños para besar la camiseta (pidiendo perdón) en el mismo lugar donde hizo el otro gesto despectivo. Este hombre es un crack, con todas las letras. Por cierto, ¿te compraste el libro? De qué va, anda, cuenta dinos algo… Un abrazote grande.RUYMÁN: Amigo, hace tiempo que no intercamniábamos unas palabras y ver tu nombre aquí escrito me ha dado un alegrón. Tenemos un almuerzo pendiente. Hasta entonces, yo también me seguiré emocionando con esa caja de sentimientos y confesiones que es tu blog. ¡Abrazotes!ANTO: ¡Qué bueno verte por aquí! Ya sabes que los del Atleti somos un poco béticos, quizá porque los integrantes de ambas aficiones sabemos ver el lado lúdico y humano del fútbol. Yo también espero ganar al Sevilla FC. Hay verdadera tirria entre los dos equipos, pues parece que se dispitan el honor de ser el tecer equipo de España. Las espadas están en todo lo alto. Nos encomendaremos a San Forlán Bendito… Un abrazote

    Me gusta

  5. Llevo días algo más sentimental de lo normal con nuestro Atleti, y leo esto, y … qué decirte!! que es muy difícil explicar con palabras los sentimientos y las pasiones incondicionales…Gracias por expresar tan bien algo que a todos nos conmueve, y que espero que el jueves 13 por la mañana podamos sentir aún más grande.Me voy a Hamburgo, si la nube volcánica lo permite, seguro que sí, porque como he oído hoy : “NO HAY VOLCÁN QUE FRENE ESTA LOCURA” ” BENDITA LOCURA”Atleeeeeeeeeeeti

    Le gusta a 1 persona

  6. JUAN: Hola, tocayo. Eres tan buena gente y le pones tanto corazón, que no mereces que el Atleti pierda. Ojalá vuelvas de Hamburgo con una sonrisa. Qué coño, VAS A VENIR CON UNA SONRISA PORQUE YA TOCA TENER BUENA SUERTE. Forza Atleti.Un abrazo fortísimo.

    Me gusta

  7. Me ha gustado mucho esta entrada tuya Juan Pedro porque yo me he sentido igual esta temporada con lo que le ha pasado a Ibra en el Barça. Pude ver algunos partidos en el estadio y no me gustó nada que la gente le pitara por la mala racha que ha arrastrado toda la segunda vuelta. A veces es muy fácil pitar, pero no lo es tanto corregir un mal gesto o un sentimiento rencoroso, por eso ¡VIVA FORLÁN!

    Le gusta a 1 persona

  8. ¡Hola, Iris! El caso es que, desgraciadamente, en el fútbol hay mucho forofo. Luis Aragonés decía que el jugador es el primero que quiere hacerlo bien, aunque sólo sea porque su novia le está mirando desde la grada. Tal como dices, es fácil pitar y difícil comprender. ¡Viva Ibra!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s