Tan cerca, tan lejos

Le localicé hace unos meses gracias a San Google y unas buenas dosis de paciencia. Nos conocimos hace mucho. Compartimos una aventura editorial que duró poco y no terminó bien, pero conservo de él un buen recuerdo.
Tirando de la madeja he encontrado su blog y su Flickr. Sé de su trabajo, de su pareja, de su casa. Sé de sus aficiones y de sus viajes.
He estado tentado de escribirle, no sé, tres, cuatro, cinco veces. “Oye, tío, soy yo, aquél, ¿te acuerdas? Sí, sí, sí: ése, ése, el de la barba”. Ha pasado ya mucho, mucho tiempo. Y, a veces, cuanto más tiempo pasa, menos palabras tiene uno que decir. A fin de cuentas, todas las vidas terminan pareciéndose, más o menos: altos y bajos, triunfos y fracasos, amigos, tardes que recordar.
Me parece que no le voy a escribir. Al menos por el momento. Esperaré a que haga una pregunta abierta en su blog para que pueda contestarle, a que cuelgue una foto de un lugar para mí conocido. Esperaré a que el día tenga veinticinco horas.
Joder, las nuevas tecnologías unen mucho a la gente, estoy de acuerdo. Pero, a veces, nos dejan (como la película de Wenders) tan cerca, tan lejos.
Anuncios

4 comentarios sobre “Tan cerca, tan lejos

  1. A pocos minutos de salir para el aeropuerto rumbo a Frankfurt, tu entrada de hoy me hace pensar y detenerme un ratillo a dejarte este comentario.Tienes razón en lo que comentas. De hecho, es uno de esos motivos por los que no quise indagar mucho sobre “mi” pasado en facebook, es decir, buscar a toda esa gente con la que, por un motivo u otro, te dejas de ver. Es cierto que, en otros casos, el encuentro es tan afortunado como que, por ejemplo viéndonos a ti y a mí, el espacio virtual nos ha acercado en el real. Pero en la mayoría de casos, se constata eso de la distancia. Y aunque te haga ilusión saber de tal o cual persona, también te gusta mantenerlo en esa relativa distancia.Si te sirve de consuelo, yo una vez intenté acercarme a un@s ex jefes con quienes acabé ciertamente mal (no por mi culpa, desde luego) en plan “una vez pasado el tiempo, tratemos de saludarnos como personas civilizadas”. La respuesta fue la voz solitaria en el desierto…Perdón si todo esto no tiene demasiada coherencia. Son las cinco y pico de la madrugada, he dormido cuatro horas y sólo espero el momento de dormir en el avión. Aun así, quería dejarte todo este pensamiento brotado a borbotones.Un beso enorme (y de color naranja o rojiblanco, tú eliges)

    Me gusta

  2. Hola, Amelie. ¡Frankfurt! ¿Para qué vas allí? Nos tienes que contar muchas cosas a la vuelta.Gracias por pasarte por aquí antes de partir. Me gusta tu reflexión. Una consultora que conozco, Neus Arqués, dice que Facebook (y creo que se refiere, por extensión, a cualquier red social) es como un bar. Tú entras en uno y se te pegan unos u otros y tú puedes dar conversación o no, poner la oreja en otros corrillos, callarte, participar…El mundo virtual es una extensión de éste, más de lo que pensamos. Si ese jefe calló, ¡él se lo pierde!Un abrazote (rojiblanco) muy fuerte y tómate una cerveza a nuestra salud.

    Me gusta

  3. Al final, han estado tan centrados en aportar los más novedoso artilugios tecnológicos que de repente el ser humano ha hecho que triunfe en Internet una de las formas más básicas de relacionarse unos con otros: La conversación. Y las redes sociales que son esenciales para la vida en sociedad, contar con una buena red de conocidos para desarrollarnos a nivel personal y profesional es esencial, ha triunfado en la Aldea Global gracias a la capacidad exploratoria del individuo, al que muchas veces se subestima.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s