Primavera 2014. Prometo solemnemente

Hace unos días llegó la primavera. Las primeras golondrinas (aviones, mejor dicho, primos directos) llegaron al pueblo a habitar de nuevo sus nidos. El año pasado, la primavera y el verano se me escurrieron entre los dedos. Así que esta vez prometo solemnemente:

  • Enfadarme menos
  • Aunque estuve anteayer con mis hijas, volver al Museo Arqueológico y decirle a la Dama de Elche (con permiso de Marta) que sigo enamorado de ella
  • Observar al menos una vez al día el vuelo rasante de los vencejos
  • No demorar ni un momento cuando mi hija María me diga que quiere jugar conmigo
  • Preguntar a mis hijas, todas las noches, qué ha sido lo más bonito del día. Y también preguntarles qué es lo que menos les ha gustado
  • Hacer reír a mi mujer. Sobre todo los domingos por la tarde
  • Volver a hacer el gamberro con las niñas en la ducha.
  • No olvidarme de que los del Atleti somos únicos, ganemos o perdamos
  • Aunque soy agnóstico (y cada día más), voy a ir a la iglesia más cercana y voy a encender una vela por ese jefe que se murió y que me puteó tanto y tanto y tanto
  • Tomarme menos en serio. Bueno, la verdad es que esto ya lo hago.
Anuncios

3 comentarios sobre “Primavera 2014. Prometo solemnemente

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s